Ofensiva de Gorizia

Ofensiva de Gorizia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En 1915, el jefe de estado mayor del ejército italiano, el general Luigi Cadorna, no logró romper las líneas austrohúngaras durante la ofensiva de Isonzo. En el verano de 1916, Cadorna estaba listo para volver a intentarlo y lanzó un ataque en Gorizia, a 15 km tierra adentro de la costa del Adriático. La ciudad fue finalmente capturada en agosto de 1916, lo que le dio a Cadorna su único gran éxito de la Primera Guerra Mundial.


Ofensiva Tet

La Ofensiva Tet fue una serie coordinada de ataques norvietnamitas en más de 100 ciudades y puestos de avanzada en Vietnam del Sur. La ofensiva fue un intento de fomentar la rebelión entre la población de Vietnam del Sur y alentar a los Estados Unidos a reducir su participación en la Guerra de Vietnam. Aunque las fuerzas estadounidenses y de Vietnam del Sur lograron contener los ataques, la cobertura de noticias de la ofensiva masiva conmocionó al público estadounidense y erosionó el apoyo al esfuerzo bélico. A pesar de las numerosas bajas, Vietnam del Norte logró una victoria estratégica con la Ofensiva Tet, ya que los ataques marcaron un punto de inflexión en la Guerra de Vietnam y el comienzo de la lenta y dolorosa retirada estadounidense de la región.


EL ISONZO

En octubre de 1917, la batalla más famosa de la Gran Guerra en el frente italiano, Caporetto, que se libró a lo largo del Isonzo, resultaría casi en una catástrofe para Italia. El asalto conjunto alemán y austrohúngaro rompería la línea de Isonzo, destruiría al Segundo Ejército italiano y sacaría del campo de batalla a 275.000 soldados italianos, casi todos ellos cautivos. En esa batalla hubo muchas deficiencias tácticas demostradas por Cadorna y sus subordiantes y las Potencias Centrales aplicaron con éxito el nuevo "Hutier" o tácticas de choque. Estos asuntos se discutirán en el artículo de La Grande Guerra sobre Caporetto, pero cuando batallones enteros se rinden sin involucrar completamente a sus oponentes, las habilidades relativas en las artes de la generalidad parecen inadecuadas para explicar las cosas. Un siglo antes, un antiguo veterano del sector de Isonzo, Napoleón Bonaparte, dio una pista sobre lo que debió haber sucedido en Caporetto un siglo antes. Como se citó anteriormente, identificó las consideraciones morales como el principal determinante en la guerra.

En octubre de 1917, el bienestar moral y psicológico - la moral - de las tropas italianas en el Isonzo había tocado fondo. Ciertamente, la propaganda pacifista y derrotista desde dentro de Italia, combinada con el llamado del Papa al fin de la guerra, contribuyó a esto. A los soldados italianos, en su mayoría católicos, les debe haber parecido que todos, menos sus generales, pensaban que la guerra era una mala idea. Además, el trato brutal que recibieron por parte del alto mando, que iba desde ejecuciones frecuentes hasta una política de licencia mínima, aumentó la sensación de opresión. Además, como señaló el historiador Luigi Villari, existía un problema de aislamiento principalmente entre las tropas del Segundo Ejército asignadas a puestos de alta montaña. Escribió: "Estas posiciones estaban generalmente en las zonas montañosas más abruptas, dominadas por un enemigo invisible, donde ... el cuartel general estaba inevitablemente lejos de la línea del frente, fuera de contacto con las tropas".

Pero, por lo que podemos decir por relatos de primera mano, fue, más concretamente, la interminable y aparentemente inútil guerra de desgaste en el Isonzo lo que magnificó el costo psicológico. Y, si las primeras nueve batallas del Isonzo habían empujado la moral hacia abajo, las ofensivas de la primavera y el verano de 1917 la empujaron por un precipicio. En términos crudos de vida o muerte, los supervivientes de las nueve ofensivas libradas hasta finales de 1916 habían visto morir a unos 70.000 de sus camaradas. En las dos ofensivas de 1917 verían morir a 76.000 más. Este ritmo acelerado de pérdidas debe haber agravado las dudas y el estrés que sienten los hombres ya atrapados en una guerra interminable de aniquilación. Las Décima y Undécima Batallas de Isonzo de 1917, por lo tanto, son claves para comprender el colapso del ejército italiano que siguió en Caporetto.

Mte Krn [Mte Nero] con Caporetto [Kobarid] en primer plano

Décima Batalla del Isonzo 12 de mayo - 8 de junio de 1917

En 1917, Italia había acordado coordinar sus operaciones con sus aliados. La primavera de ese año iba a ser la ocasión de un avance decisivo en el frente occidental dirigido por el general francés Robert Nivelle. Italia, por lo tanto, también tuvo que planificar un avance decisivo en su única área factible para operaciones ofensivas, el Isonzo. La prioridad habitual, la expansión del corredor de Gorizia para un mayor avance hacia Trieste, se convirtió esta vez en una parte de distracción de un ataque más amplio. Por misteriosas razones, a principios de 1917, Comando Supremo parecía empeñado en capturar tantas montañas como fuera posible. Moviéndose de norte a sur, participaron en una indecisa guerra de minas por el control del pico de Mte Krn al este de Caporetto. El asalto más grande [sano en su pensamiento, pero débil en la ejecución] en la cabeza de puente de Tolmino comenzó el 15 de mayo y fracasó. Mte Kuk y Mte Vodice cerca de Plava fueron capturados con éxito, pero Mte Santo al otro lado del río desde Mte Sabatino no.

Cuando las principales batallas en el norte llegaban a su fin, se ordenó al Tercer Ejército que atacara nuevamente el Carso. Después de algunos avances iniciales, llegaron a las afueras de Mte Hermada en los últimos días de mayo, pero finalmente fueron detenidos por duros contraataques austriacos del 6 al 8 de junio. Unidades de la Brigada Catanzaro se negaron a avanzar en un último ataque inútil contra Mte Hermada y posteriormente fueron formalmente diezmadas como castigo en julio. Después de recibir 157.000 bajas [muertos, heridos y capturados] llegó el momento de que el general Cadorna suspendiera la sangría.

Cabeza de puente en Tolmino Las fuerzas austriacas ocuparon ambos lados del río

Undécima Batalla del Isonzo 19 de agosto - 12 de septiembre de 1917

Incapaz de despejar al 5º Ejército austríaco de la peligrosa Cabeza de Puente Tolmino, el Comando Supremo desarrolló un plan tanto para flanquear esa posición como para amenazar las áreas de clasificación de retaguardia del enemigo, posiblemente incluso ganando otra ruta hacia la siempre esquiva Trieste. El objetivo era capturar la meseta de Bainsizza al sureste de Tolmino. Desafortunadamente, los planificadores combinaron esta solución algo creativa con el antiguo plan de espera para capturar Trieste simplemente golpeando muy, muy fuerte a través del Carso. Guiados por esta estrategia de dos frentes, el Segundo y el Tercer Ejércitos de Italia comenzaron la mayor de todas las Ofensivas de Isonzo el 19 de agosto de 1917.

En ambas áreas, los atacantes sufrieron la misma desventaja. Los Bainsizza y Carso son, como se describe en nuestro artículo de Isonzo Background, "enormes fortalezas naturales". El nuevo objetivo para 1917, el Bainsizza, se eleva tan rápido y tan alto desde el Isonzo que un asalto frontal sería casi suicida. Sin embargo, por una vez, las tácticas se ajustaron a la situación. En otra admirable creatividad se decidió que la meseta, con la ayuda de catorce puentes que los ingenieros colocarían sobre el río, sería asaltada desde el norte en una sección donde el terreno no era tan desafiante para las tropas de asalto. A pesar de las numerosas bajas, los hombres del 24º Cuerpo cruzaron el río, avanzaron tras un eficaz bombardeo de artillería, obligaron a sus adversarios a retirarse y finalmente ocuparon aproximadamente la mitad de la meseta.

En movimiento en el sector de Isonzo

En el borde sur de la meseta se organizó un ataque secundario desde Mte Kuk que resultó en la captura de Mte Santo, que había resistido en la décima batalla. Estos avances alrededor de la meseta se detuvieron cuando el apoyo de la artillería no pudo seguir más allá y las fuerzas austrohúngaras, siempre buenas en la defensa, comenzaron a aprovechar las muchas cavernas y escondites proporcionados por la extraña geología de Bainsizza. Sin embargo, después del éxito de la VI Batalla del Isonzo cuando Gorizia fue capturado, este esfuerzo fue el logro militar más impresionante del ejército italiano en el Isonzo.

En otros lugares, fue la misma vieja historia de asaltos frontales en posiciones defensivas bien desarrolladas. Después de un intento final e inadecuado de capturar Mte Gabriele, que había sido fortificada con galerías y refugios durante años, la ofensiva cesó. Algo estaba en el aire. Cadorna sintió que los alemanes estaban a punto de intervenir y quería prepararse.


Sus preparativos iban a resultar completamente inadecuados, pero esa es una historia que se contará en otro lugar. Con el final de la Undécima Batalla del Isonzo concluye uno de los capítulos más tristes de los anales de la humanidad. Hubo otros campos de batalla espantosos en la Gran Guerra Verdún, el Somme, Ypres, Gallipoli, donde se libraron múltiples batallas, pero solo en el Isonzo se libró la misma futilidad en ONCE veces.

Fuentes y agradecimientos: Se consultaron varios trabajos para este artículo, entre ellos:

The British Official History, Military Operations: Italy, 1915-19, Edmonds & Davies The War on the Italian Front, Luigi Villari An Illustrated Companion to the First World War, Anthony Bruce Purnell's History of the First World War, vol. 2, núm. 16, Barrie Pitt, ed. y Vol. 4, Núm. 12, Peter Young, ed. Isonzo: La Dove Morirono, Schaumann & Schubert La Guerra Italo-Austrica: 1915-1918 Amadeo Tosdi Marca de la Bestia, Alfredo Bonadeo.

Las fotos fueron amablemente proporcionadas por Ray Mentzer, Mike Iavorone y Alessandro Risso.

Para encontrar otras características de La Grande Guerra visite nuestro
Página de directorio

Para obtener más información sobre los acontecimientos de 1914-1918, visite la página de inicio de
La Sociedad de la Gran Guerra


Batallas: la sexta batalla del Isonzo, 1916

Conocida alternativamente como la Batalla de Gorizia, la Sexta Batalla del Isonzo, lanzada el 6 de agosto de 1916, resultó fácilmente el más exitoso de los once ataques de Isonzo iniciados por los italianos (con el duodécimo, y el más exitoso de todos, lanzado por un fuerza combinada germano-austro-húngara).

Para obtener un trasfondo de un solo artículo sobre las batallas de Isonzo, haga clic aquí.

Con el clamor popular en casa por el éxito italiano en el campo de batalla tras el casi desastre de Trentino, el Jefe de Estado Mayor Luigi Cadorna resolvió una vez más dirigir la fuerza de su ataque hacia la captura de Gorizia. Sin embargo, a diferencia de los intentos anteriores, los italianos finalmente tuvieron éxito en el campo de batalla.

Con las líneas austro-húngaras agotadas tras su ataque concertado en Trentino (mientras que Cadorna había hecho un uso eficiente de los ferrocarriles para transportar rápidamente a sus propias tropas de regreso al Isonzo) y con la necesidad adicional de defenderse de la ofensiva rusa Brusilov en el este, Gorizia cayó y los italianos lograron establecer por fin una cabeza de puente a través del Isonzo. Un ataque de distracción por separado en Monfalcone se convirtió en un enfrentamiento feroz por su propia cuenta y siguieron cinco días de lucha cuerpo a cuerpo.

Cadorna reunió 22 divisiones a lo largo del Isonzo, contra las cuales se alinearon unas nueve divisiones austrohúngaras. Tres días después de que se reanudaran las hostilidades el 6 de agosto, Gorizia estaba en manos italianas y finalmente se estableció una cabeza de puente al otro lado del río.

Con un envío apresurado de tropas austrohúngaras para tapar el agujero, el avance italiano se detuvo el 12 de agosto. Sin embargo, Cadorna había logrado avanzar 5 km a lo largo de un frente de 20 km cuando canceló la ofensiva con satisfacción el 17 de agosto.

Las bajas siguieron siendo altas como en las batallas de Isonzo anteriores: las pérdidas italianas ascendieron a 51.000 y las bajas austrohúngaras totalizaron 40.000 muertos, heridos o hechos prisioneros. A pesar de esto, la moral italiana experimentó un marcado impulso. A raíz de este éxito, el gobierno italiano finalmente declaró la guerra al aliado de Austria-Hungría, Alemania, el 28 de agosto de 1916.

Esta última batalla de Isonzo marcó un cambio radical en el enfoque de Cadorna hacia nuevas ofensivas a lo largo del Isonzo. A partir de entonces, los italianos cambiaron de táctica, pasando de ataques de distracción de amplia base que se extendieron a lo largo del río a iniciativas breves y precisas centradas estrictamente en un solo objetivo.

Resultó que estos no resultaron más decisivos que la estrategia anterior de Cadorna y la sexta batalla resultó ser el único éxito notable de la campaña de Isonzo.

La ofensiva continuó posteriormente con la Séptima Batalla del Isonzo lanzada el 14 de septiembre de 1916.

Haga clic aquí para ver un mapa que muestra el progreso de las primeras once batallas del Isonzo.


Décima batalla del Isonzo (12 de mayo y # 8211 8 de junio de 1917)

Con nueve batallas Isonzo en gran parte infructuosas llevadas a cabo en un período de dieciocho meses hasta la fecha, el jefe de personal italiano Luigi Cadorna, responsable de lanzar las nueve, se sintió cada vez más incómodo ante la perspectiva de una intervención alemana para ayudar a su debilitado aliado austrohúngaro. en el frente italiano.

Porque si bien estaba claro que el ejército austrohúngaro estaba sufriendo en lo que se había convertido en una guerra de desgaste, lo mismo podía decirse del ejército de Cadorna. Las bajas sufridas hasta la fecha fueron tremendas y con cada nueva batalla tendía a ser mayor en el lado de los atacantes italianos.

El nuevo primer ministro del Reino Unido, David Lloyd George, había creído durante mucho tiempo que la guerra no se podía ganar solo en el frente occidental. Apodado un & # 8220easterner & # 8221 en casa, Lloyd George estaba, sin embargo, a favor de desviar los recursos británicos y franceses del frente occidental a los italianos a lo largo del Soča (Isonzo), para & # 8220knock the props out & # 8221 from under the Central Powers.

Sin embargo, Lloyd George & # 8217s propios comandantes de campo, incluido el Comandante en Jefe Douglas Haig & # 8211 junto con los franceses & # 8211 no estuvieron de acuerdo, argumentando que no se podían ahorrar recursos del Frente Occidental, particularmente con el Comandante en Jefe francés Robert Nivelle & # 8217, la próxima Ofensiva Aisne, cuyo objetivo es poner fin a la guerra en el oeste en 48 horas.

En consecuencia, Nivelle envió a Ferdinand Foch para reunirse con Cadorna y discutir sus posibles opciones. En el caso de que los británicos y franceses acordaran apresurar la ayuda a los italianos solo en caso de una emergencia & # 8211, por ejemplo, asistencia militar alemana a gran escala a los austrohúngaros, se desarrolló un plan de contingencia para hacer frente a tal eventualidad. .

El plan acordado fue debidamente invocado & # 8211 demasiado tarde & # 8211 a finales de octubre de 1917 a raíz de la desastrosa actuación de los italianos # 8217 en Caporetto en la Duodécima Batalla del Isonzo.

Con el plan de contingencia arreglado, los franceses presionaron a Cadorna para que lanzara una gran ofensiva propia a lo largo del Soča (Isonzo) para coordinar en general con su propia Ofensiva Aisne a gran escala (desplegada en abril de 1917). Cadorna estuvo de acuerdo y la décima ofensiva de Isonzo se lanzó con un bombardeo de artillería preliminar el 10 de mayo de 1917.

La ofensiva
Los italianos, desplegando 38 divisiones & # 8211 contra sólo 14 de los austrohúngaros & # 8211 cambiaron de táctica una vez más. Las tres batallas de Isonzo anteriores habían visto a Cadorna concentrar iniciativas breves y agudas contra objetivos estrechamente definidos, generalmente destinados a extender su única cabeza de puente al este de Gorizia. Esta vez los italianos regresaron a la meseta de Kras al sureste de Gorizia, poniendo en marcha un avance de infantería a lo largo de un frente de 40 km para lograr un avance hacia Trieste. El segundo objetivo de la ofensiva era conquistar el monte Škabrijel, abriendo así el camino al valle de Vipava.

Al principio, el éxito parecía probable. A finales de mayo, el ejército italiano había avanzado a menos de 15 km de Trieste, llegando casi a la ciudad costera de Duino, aunque fracasaron los ataques subsidiarios en otros lugares. Sin embargo, una importante contraofensiva austrohúngara lanzada el 3 de junio recuperó prácticamente todo el terreno perdido y cuando Cadorna canceló la batalla el 8 de junio se había ganado poco territorio.

Algunos combates también tuvieron lugar en las secciones norteñas del frente en los Alpes Julianos, donde los austrohúngaros fortalecieron sus posiciones a lo largo de la cresta de la montaña Vršič.

Las bajas siguieron siendo elevadas: se sufrieron 157.000 bajas italianas, con otras 75.000 bajas austrohúngaras. Con la moral en el ejército italiano hundiéndose, Cadorna planeó un nuevo intento de avance mientras acumulaba el mayor número de divisiones y artillería a lo largo del río Soča (Isonzo). En consecuencia, la undécima batalla del Isonzo se inició unos dos meses después, el 19 de agosto de 1917.


Batalla de Doberdò

La batalla de Doberdò fue uno de los campos de batalla más sangrientos de la Primera Guerra Mundial, librado en agosto de 1916 entre los ejércitos italiano y austrohúngaro, compuesto principalmente por regimientos húngaros y eslovenos.

La batalla, que fue parte de la Sexta Batalla del Isonzo, tuvo lugar en un área estratégica en el borde más occidental de la Meseta Karst. Los italianos, que conquistaron la zona de tierras bajas alrededor de Monfalcone y Ronchi, intentaron forzarse sobre la meseta kárstica para hacerse con el control de la carretera principal que une la ciudad portuaria de Trieste con la ciudad de Gorizia. Después de feroces combates y grandes bajas, tuvieron éxito en sus intentos. Las fuerzas austrohúngaras se retiraron y Gorizia cayó ante los italianos. Sin embargo, no consiguieron abrirse camino hacia Trieste y fueron detenidos al noroeste de Duino.

Batalla
Los combates culminaron el 6 de agosto, cuando las fuerzas italianas al mando del general Luigi Capello lanzaron un ataque contra las posiciones austrohúngaras que custodiaban la principal vía de transporte que va desde la ciudad costera de Duino a Gorizia. El principal objetivo del ataque era asegurar la vía de transporte, asegurando así su avance hacia Gorizia desde el sur. El general italiano Luigi Capello elaboró ​​un plan para dividir el ejército en dos, con un lado atacando directamente a las posiciones austriacas y el otro atacando por la retaguardia.

En la mañana del 6 de agosto, la artillería austrohúngara comenzó a bombardear a la infantería italiana a medida que se acercaba. Siguiendo el plan ideado, cuatro divisiones de infantería italiana lanzaron un asalto frontal directo sobre las trincheras austrohúngaras, lo que provocó que muchos soldados y oficiales fueran abatidos por el fuego de ametralladoras pesadas. Con refuerzos, la infantería italiana logró penetrar a través de las líneas austro-húngaras, y finalmente tomó el pueblo de Doberdò. A estas alturas, las fuerzas austríacas necesitaban desesperadamente refuerzos para detener el avance italiano hacia Gorizia. La otra mitad del ejército italiano atacó las posiciones austriacas desde la retaguardia, como estaba previsto. Comenzó una intensa lucha cuerpo a cuerpo, y ambos bandos sufrieron pérdidas masivas. Rodeadas, las fuerzas austro-húngaras se vieron obligadas a retirarse, en la línea al este de Gorizia, dando a las fuerzas italianas el control de la ciudad gravemente dañada.

Resultados
Ambos bandos habían sufrido pérdidas masivas, con un estimado de más de 20.000 soldados muertos o desaparecidos. Aunque victoriosos, las pérdidas italianas fueron mucho mayores que las de los austrohúngaros, con alrededor de 5.000 de sus soldados muertos. Esto se debió en gran parte a los asaltos frontales a las posiciones austriacas, que eran superiores a las de los italianos. Los generales italianos estaban ansiosos por aplastar a las fuerzas austrohúngaras en la zona, con la intención de llegar hasta Liubliana, mientras que los generales austriacos querían preservar sus tropas (tener que luchar en dos frentes), lo que les daba menos hombres para defender su frontera. con Italia. En total, esta fue una victoria estratégicamente importante para los italianos a pesar del resultado de la batalla.


La provincia de Gorizia se encuentra en el sureste de Friuli Venezia Giulia, en la frontera con Eslovenia y el mar Adriático. Esta pequeña área abarca diversos entornos y paisajes, así como muchos histórico y artístico permanece con la influencia de las culturas germánica, eslava y latina.

La costa está dominada por el maravilloso Grado laguna, un destino turístico de renombre internacional, con sus playas doradas y encantadores canales que se deslizan entre las islas e islotes.
Este entorno prístino se compone de dos áreas de vida silvestre, lo que lo convierte en un hábitat ideal para una amplia variedad de especies de aves, a saber, el Valle Cavanata y Reservas Naturales Foce dell'Isonzo donde, además de las aves, viven los caballos de Camargue en estado salvaje. El rico valle de Isonzo es famoso por su excelente producción de vino y ofrece una vasta extensión de viñedos, pequeños pueblos pintorescos y vistas espectaculares.

Uno de los paisajes más peculiares tanto de la Provincia como de la Comarca es el de la meseta kárstica, con roca calcárea y tarrain rocoso cubierto de vibrante y colorida vegetación mediterránea. El Karst es una zona de notable valor naturalista. No solo, sino que también fue el escenario de feroces batallas durante el Primera Guerra Mundial, dejando huellas imborrables que incluyen trincheras, túneles de comunicación y áreas fortificadas.

Otro paisaje peculiar es el Collio, tierra de Friuli excepcional vinos: se trata de una serie de colinas cubiertas de viñedos, salpicadas de pequeños pueblos como Oslavia, Dolegna del Collio y Cormons.

Las características de la zona evidencian un pasado incómodo y la convivencia de diferentes culturas. Es verdaderamente único, reuniendo innumerables elementos en un hermoso mosaico.

Gorizia es la primera parada de una ruta para descubrir la zona. Es un “pueblo fronterizo” y punto de encuentro de diferentes etnias, conservando en su elegante arquitectura vestigios de la Habsburgo historia y su largo dominio.

El rico y diversificado patrimonio artístico de esta localidad se puede ver en Castillo medieval con su pequeño pueblo encantador, el Catedral y los museos provinciales, que realzan muchos aspectos de la cultura local. También hay una Primera Guerra Mundial Museo. El moderno Piazza Europa - un espacio urbano en común entre Gorizia y Nova Gorica - tiene un valor simbólico, representando la convivencia de dos ciudades y la superación de conflictos.

Grado es el destino ideal para unas vacaciones en la playa. Es conocida como la "isla dorada" por su agua limpia y la belleza de su laguna. Tiene un paisaje único, salpicado por los típicos graneros de pescadores, la mayoría en desuso en la actualidad. El casco antiguo de la ciudad de Grado es realmente fascinante, con grandes y pequeñas plazas de estilo veneciano. Tiene maravillosas iglesias paleocristianas, llenas de decoraciones.

Monfalcone es conocido por sus astilleros y puerto comercial. Además, tiene muchas sorpresas para los turistas: la fortaleza, ubicada en la ladera de la ciudad y el Golfo de Panzano donde los bonitos Bagni di Panzano y Marina Julia miran al mar.

Gradisca d’Isonzo también merece una visita. Es una antigua ciudad fortificada con fuertes influencias venecianas y austriacas. Algunas de las murallas antiguas se conservan junto con valiosos edificios religiosos y elegantes Palacios barrocos.

Desde el Karst uno puede seguir rutas arqueológicas que conduce a ruinas prehistóricas como el castellieri - Antiguos núcleos urbanos ubicados en las laderas delimitadas por murallas hoy prácticamente destruidas, visibles desde diferentes áreas como Ronchi dei Legionari, Monfalcone y el lago de Doberdò.
En la zona kárstica hay muchos vestigios del Primera Guerra Mundial: trincheras en Monte San Michele y monumentos de guerra como Redipuglia, donde están enterrados cien mil de los caídos.

En el corazón de Collio, Cormons bien merece una visita. Es una antigua ciudad de los Habsburgo con una hermosa catedral del siglo XVIII y otros monumentos interesantes.
los Santuario de Santa Maria di Barbana es también un importante destino religioso, ubicado en una maravillosa pequeña isla en la laguna de Grado.

La variedad de paisajes en la provincia de Gorizia crea innumerables oportunidades agradables y espacios en los que hacer de todo, desde senderismo y ciclismo hasta montar a caballo, en el Isonzo Valle, los cerros del Collio, y pasado viñedos y caseríos.
Grado y su costa son lugares ideales para el descanso y el ocio: navega y practica otros deportes acuáticos, o juega al golf o al tenis. Tanto si le gusta la playa como si le gusta más el spa, le esperan baños de agua de mar y arena (pruebe los tratamientos en Terme Marine de Grado).

los reservas naturales de la zona de la laguna son un refugio para observadores de aves, mientras que las cuevas y depresiones del Karst de Gorizia ofrecen interesantes itinerarios de espeleología. Los golosos pueden seguir el Strada del Vino e Ciliegie, la ruta del vino y las cerezas en la zona de Collio, con escalas en fincas, huertas, viñedos y bodegas para degustar y beber los frutos de la tierra.

La provincia también cuenta con muchos eventos tradicionales: uno de los más espectaculares celebraciones es el Perdon di Barbana ceremonia, un fascinante desfile de barcos desde Grado hasta el Santuario de Santa María en la isla de Barbana (a principios del verano).

los sèime - de origen celta - son hogueras de Epifanía que se hacen en casi todas partes de la zona de Isonzo. Se dice que la construcción de hogueras conduce a cosas buenas para el nuevo año. Luego, busque el Concierto y Desfile Internacional de Folklore en Gorizia (en agosto), la Exposición de Productos Básicos de Espomego en Gorizia (abril-mayo) y la carrera de canoas de Grado (en abril).

Finalmente, puedes lamer tus chuletas en uno de los muchos sagre o ferias gastronómicas, como la Fiesta de la Uva de Cormons (en septiembre) y la Exposición y Concurso Regional de Espumosos de Gradisca d'Isonzo.

Los platos tradicionales de la provincia de Gorizia se basan en mariscos y Mittel Tradiciones europeas. A plato típico de Grado es lo exquisito boreto alla graisana, un caldo de pescado. Más hacia el interior, los sabores son más fuertes gracias a las influencias eslavas y austriacas.

Los platos tradicionales incluyen Ñoquis albóndigas de pan con speck jamón, albóndigas de hígado o sémola con caldo, Kaiserfleish (lomo de cerdo ahumado con chucrut), gulash, caza, patatas ”en tecia”(Saltear con cebolla) y brovada - preparado con nabos en rodajas finas, marinados y luego cocidos.
Típico de Gradisca es el Jota, una sopa hecha con frijoles, patatas, chicharrones, costillas de cerdo ahumadas y chucrut.


Información de la Sexta Batalla del Isonzo


Fecha: fecha
6 de agosto a 17 de agosto de 1916
Localización
Gorizia - Doberdx del Lago, Italia Opatje selo & amp noroeste de Kras, Eslovenia
Resultado
Victoria italiana
Fecha: 6 de agosto-17 de agosto de 1916
Ubicación: Gorizia - Doberdx del Lago, Italia Opatje selo & amp north-western Kras, Eslovenia
Resultado: victoria italiana
Beligerantes:
: Italia
Comandantes y líderes:
: Luigi Cadorna
Fuerza:
: 22 divisiones
Víctimas y pérdidas:
: 51.000 (21.000 muertos)

La Sexta Batalla del Isonzo, también conocida como la Batalla de Gorizia, fue la ofensiva italiana más exitosa a lo largo del río Soča (Isonzo) durante la Primera Guerra Mundial.

Franz Graf Conrad von Hx tzendorf había reducido las fuerzas austro-húngaras a lo largo del frente de Soča (Isonzo) para reforzar su Ofensiva de Trentino. El jefe de personal italiano Luigi Cadorna hizo un buen uso de los ferrocarriles para trasladar rápidamente las tropas de Trentino a la línea de Isonzo para una ofensiva contra las debilitadas defensas austrohúngaras.

El 6 de agosto se lanzó la ofensiva contra Gorizia. La ofensiva se concentró en dos zonas: la zona montañosa al oeste del río Soča (Isonzo) cerca de Gorizia, el borde más occidental de la meseta de Kras cerca de Doberdx del Lago. En la Batalla de Doberdx, los italianos lograron conquistar la principal vía de transporte que va desde la ciudad costera de Duino a Gorizia, asegurando así su avance a Gorizia desde el sur. Las fuerzas austrohúngaras tuvieron que retirarse en la línea al este de Gorizia (Monte Škabrijel), dejando la ciudad muy dañada a los italianos.

El 8 de agosto, Gorizia cayó ante Cadorna y finalmente se estableció una cabeza de puente al otro lado del río Soča (Isonzo). Los austrohúngaros trasladaron tropas al sector de Gorizia para evitar un avance. Contento con haber establecido la cabeza de puente, Cadorna puso fin a la ofensiva el 17 de agosto.

El ataque a Gorizia fue la ofensiva italiana más exitosa a lo largo de las líneas de Isonzo y elevó enormemente la moral italiana. Tras la batalla, Italia finalmente declaró la guerra a Alemania, el 28 de agosto.

En años posteriores, los historiadores sostuvieron que esa batalla (con 21.000 muertos en el lado italiano) fue una conquista inútil y limitada, quizás la única victoria de Cadorna. En realidad, los austriacos, que estaban escasos de tropas (teniendo que luchar en dos frentes), se retiraron a territorio esloveno donde Cadorna sacrificó a miles de soldados en un intento inútil de avanzar hacia Ljubljana y Trieste. Los austriacos, que estaban mejor equipados, prefirieron conservar sus fuerzas. Los generales italianos, en un intento de compensar su pobre equipo, comprometieron a los italianos en asaltos frontales, resultando en bajas masivas.

Si se compara el número de italianos muertos y el número de austriacos muertos, la unilateralidad de la proporción resalta el alto costo de esta victoria limitada. Además, como todas las demás batallas en Soča (Isonzo), hubo muchos soldados desaparecidos, víctimas de la superior artillería austriaca.

Primera batalla del Isonzo - 23 de junio a 7 de julio de 1915
Segunda batalla del Isonzo - 18 de julio-3 de agosto de 1915
Tercera batalla del Isonzo - 18 de octubre-3 de noviembre de 1915
Cuarta batalla del Isonzo - 10 de noviembre al 2 de diciembre de 1915
Quinta batalla del Isonzo - 9-17 de marzo de 1916
Séptima Batalla del Isonzo - 14-17 de septiembre de 1916
Octava batalla del Isonzo - 10-12 de octubre de 1916
Novena batalla del Isonzo - 1-4 de noviembre de 1916
Décima Batalla del Isonzo - 12 de mayo-8 de junio de 1917
Undécima Batalla del Isonzo - 19 de agosto-12 de septiembre de 1917
Duodécima batalla del Isonzo: del 24 de octubre al 7 de noviembre de 1917, también conocida como la batalla de Caporetto

Tucker, Spencer La gran guerra: 1914-18 (1998)

Este sitio es el mejor para: todo lo relacionado con aviones, aviones de guerra, pájaros de guerra, películas de aviones, películas de aviones, pájaros de guerra, videos de aviones, videos de aviones e historia de la aviación. Una lista de todos los videos de aviones.

Copyright A Wrench in the Works Entertainment Inc. Todos los derechos reservados.


5 frases en inglés con una historia seriamente racista

El inglés americano moderno puede ser realmente extraño, especialmente si conoces tu etimología. Hay algunas palabras y frases que son partes perfectamente normales del discurso, pero cuya historia las señala como bastante problemáticas. La naturaleza inocua de algunas de estas frases racistas es, en cierto modo, la parte más horrible. Siglos de uso generalizado han suavizado los bordes racistas, los han hecho agradables y les han dado la respetabilidad arraigada de un largo pedigrí. Bueno, al menos hasta que rasques la superficie. Entonces es una historia completamente diferente.

Hay algunas frases cuyos orígenes se debaten acaloradamente. Hay una seria pelea, por ejemplo, sobre si la frase & quot; galería de cacahuetes & quot tiene connotaciones racistas. Significa la parte más ignorante y fácil de entretener de una audiencia (un político que "juega en la galería del maní" no recibe un cumplido), y se refiere a los asientos más baratos en los cines de Estados Unidos de finales del siglo XIX y principios del XX. Algunas personas piensan que es racista porque las personas en esos asientos a menudo eran afroamericanos. Otros piensan que es simplemente clasista, porque todos en ellos eran pobres. Y no olvidemos los teatros y lugares públicos segregados, como cualquiera que haya visto / leído Matar a un ruiseñor recordará. Es complicado.

Aquí hay cinco frases cotidianas cuyos orígenes racistas son mucho menos difíciles de precisar. La próxima vez que sienta que uno de estos podría describir una situación inocente, coloque una mano sobre su boca y busque su diccionario. (O invente algo nuevo, y no racista).

1. & quot; Vendido río abajo & quot

Este es uno de los términos más ofensivos todavía en el uso moderno común, y realmente, realmente no debería serlo. Nuestra definición moderna de & quot; cotizar a alguien río abajo & quot; los está traicionando, pero como un especial de NPR sobre la frase señaló en 2014, sus orígenes son mucho más específicos que eso, y mucho más aterradores.

El río en cuestión no es un río metafórico general, sino dos ríos específicos en el sur de Estados Unidos: los ríos Mississippi y Ohio. Ser vendido uno era, lo adivinaste, una referencia a la trata de esclavos. To be sold "down the river" meant to be sent to do manual labor in the Southern parts of the U.S., usually to pick cotton (we'll talk more about that later). Harriet Beecher Stowe's La cabaña del tío Tom features Tom being sold "down the river."

The idea of betrayal inherent in the phrase comes from the fact that such a fate was terrifying. Grammar blog Grammarphobia has traced the first instance of the phrase to an 1835 report that a slave had committed suicide rather than be sent downriver. The phrase originally had the meaning of being sent into the darkest possible servitude, hence its seriously upsetting ideas of betrayal and ruin.

2. "No Can Do"

This common phrase may seem really, resolutely American, but it's actually got its origins in a particularly nasty bit of white mockery: people making fun of Chinese Pidgin English. The phrase first popped up in 1827 in reports of English speakers in China. The Online Etymology Dictionary gives an example from 1836, where the request of a white tourist in China is met with "their national maxim of No can do.& quot

In this respect, it's quite similar to the phrase "long time no see," which is first reported as being said in Native American pidgin English in 1901, but may actually have been a Mandarin expression in English. Scholars of pidgin in several languages, but particularly Chinese, have pointed out that it was often used by whites as a crude way to poke fun at other races.

3. "Getting Gypped"

To "gyp" somebody is to trick or swindle them out of something, often in a business deal or sale. And it doesn't take a genius to know it's a reference to the word "gypsy".

It's generally accepted to be a smear about the Romani or Roma, one of the most spread-out ethnic groups in Europe (they're genetically originally from India, but have migrated all over the world), who are generally nomadic and often very solitary. They've also endured centuries of persecution in their interactions with non-Roma, including a seriously rough reputation for swindling, stealing, and being dishonest.

They're still hugely discriminated against across Europe, and suffer high rates of infant mortality and frequent forcible evictions. The fact that "gypped" is a completely acceptable euphemism for cheating is harmful to this day.

4. "Off The Reservation"

This one, thankfully, is not all that common any more — which is good, as its origins are seriously rather awkward. To go "off the reservation" is to leave your group, area, or expected space, real or metaphorical (i.e. to be drunk, change political parties, or put yourself in some other isolating, vulnerable position). And as anybody who knows anything about Native American history and reservations can understand, it's basically the opposite of politically correct.

This phrase caught NPR's attention too, and their research into its etymology shows that it's got some serious baggage. To go & quotoff the reservation" was an act of challenge and rebellion by Native Americans to white authority, so while the phrase has evolved to mostly mean political isolation, it was used to denote something really threatening: a person who'd gone outside racially prescribed lines of behavior. Leaving reservations to go out on your own defied white law, and that's likely where the phrase got its odd mix of anger and fear.

5. "Cotton-Picking"

The phrase "are you out of your cotton-picking mind?" seems to have a serious racial overtone, particularly against black slaves in the Southern United States, who were the pickers of cotton for much of American history. Cotton-picking is usually used as a stand-in for "damn," to make it more socially acceptable than swearing (ironically enough). If you're not from the South, you may have heard the adjective "cotton-picking" for the first time from a Bugs Bunny cartoon from 1952.

Linguist Gary Martin over at The Phrase Finder has found that "cotton-picking" is actually a pretty old term, dating back to the first European cotton plantations in the 1700s, but that it only really showed up as an adjective in the 1940s. And in the examples he found, it referred to Southerners in general, not just blacks. But as a massive debate over the use of the phrase in Canadian parliament in 2011 shows, many still believe that to ask somebody to "wait just a cotton-picking minute" is to make a derogatory link between a slave occupation and a modern expression of frustration. Obviously, it's not difficult to see why.

There's yet another variety on the phrase: To call somebody a "cotton-picker" is undeniably, completely racist.


Isonzo Front and its 12 battles

Ljubljana, 10 May - The Isonzo Front, the biggest mountain campaign in human history and the biggest military confrontation on Slovenian territory, started on 23 May 1915 when Italy declared war on the Austro-Hungarian Empire. The campaign comprised 12 bloody battles and ended in October 1917.

Bovec
Bosnian soldiers fighting for Austria-Hungary in WWI on Mt Rombon.
Photo: Archive of the Isonzo Front 1915-1917 Association

Kras plateau
Poison gas being deployed in WWI.
Photo: Archive of the Isonzo Front 1915-1917 Association

Soldiers wearing gas masks in WWI.
Photo: Archive of the Isonzo Front 1915-1917 Association

Italian prisoners of war, captured on the Isonzo Front in WWI.
Photo: Archive of the Isonzo Front 1915-1917 Association

Kobarid
The view of nearby mountains from the Kolovrat plateau, which was the scene of bitter fighting during WWI - left to right: Krn (2244 m), Batognica (2164 m), Vrh nad Peski (2176 m), Srednji vrh (2032 m), Maselnik (1906 m), Veliki Stador (1903 m) and Mrzli vrh (1359 m).
Photo: Anže Malovrh/STA

One of the main theatres of WWI, the Isonzo Front spanned some 90 kilometres along the Soča river (Isonzo in Italian) and resulted in over one million killed, wounded or missing soldiers. All the battles except the last one were initiated by the Italian side.

23 June - 7 July 1915 - The 1st Battle of the Isonzo: The Italian army attempted to take the western rim of the Kras plateau, south of Gorizia, attacking at Doberdo, but only winning the foot of the plateau with great difficulty. Although the Italians outnumbered the Austro-Hungarian army two-to-one, the offensive reached none of its targets and cost Italy 1,916 dead, 11,495 wounded and 1,536 missing soldiers. The losses of Austria-Hungary were almost as high, with 1,224 soldiers killed, 7,576 wounded and 1,150 missing.

18 July - 3 August 1915 - The 2nd Battle of the Isonzo: In their next thrust, the Italian army pushed towards the Austrian bridgehead south of Gorizia, briefly taking Mount San Michele, but losing it in a counter-attack by a group of elite regiments. On the northern part of the front, however, the Italians managed to capture Mount Batognica above Kobarid (Caporetto), pushing the Austro-Hungarians to the second defence line. Both sides suffered heavy losses, with 6,287 soldiers killed on the Italian and 7,702 on the Austro-Hungarian side.

18 October - 4 November 1915 - The 3rd Battle of the Isonzo: The Italians managed to establish a bridgehead at Plave north of Gorizia and capture Mount San Michele in an attempt to outflank the forces defending the town from both sides, but all other assaults were unsuccessful despite heavy casualties on both sides. The attackers lost around 68,000 soldiers, of whom 10,733 were killed, and the defenders lost around 42,000, of whom 8,228 were killed.

10 November - 2 December 1915 - The 4th Battle of the Isonzo: Although the next push was distributed along the entire front, most of the fighting took place around Gorizia and in the Kras plateau. The Italian advance was insignificant. They took a hilly area overlooking Gorizia across the Soča river, but were unable to reach the town despite five attacks. Around 7,500 Italian and 3,700 Austro-Hungarian soldiers died in this battle, while total losses amounted to almost 49,000 killed, wounded or missing soldiers on the Italian and over 25,000 on the Austro-Hungarian side.

11-16 March 1916 - The 5th Battle of the Isonzo: The first offensive after the winter consisted mostly of unsuccessful local attacks, mainly at Gorizia and Tolmin. The offensive was meant as a distraction for Central Powers from the other fronts and was among the least bloody battles, with each side losing around 2,000 soldiers, including those wounded or captured.

4-16 August 1916 - The 6th Battle of the Isonzo: This was the most successful of the eleven attacks launched by the Italians. With Austro-Hungarian lines depleted to reinforce an attack on Trentino, the Italians managed to capture a demolished Gorizia and pushed the Austro-Hungarians to the second defence line. Despite heavy casualties, the victory boosted Italian morale and the country officially declared war on Germany on 28 August. Over 6,000 Italian and over 4,000 Austro-Hungarian soldiers were killed, and around 33,000 were wounded on the attacking and 20,000 on the defending side.

13-17 September 1916 - The 7th Battle of the Isonzo: After taking Gorizia, the Italian offensive focused on the western part of the Kras plateau in an attempt to push towards the port city of Trieste. Starting with this battle, the Italians shifted their tactics from diversionary to focused single-point attacks. They pushed the defenders from Miren Castle and proceeded further towards the south. Despite a short duration, losses were high, with around 2,500 killed on each side.

9-12 October 1916 - The 8th Battle of the Isonzo: The Italian army continued to push towards the east but with little success. This time, the casualties on the Austro-Hungarian side were higher. In only three days of fighting, Italy lost over 20,000 soldiers, of whom some 3,000 were killed, while Austria-Hungary lost over 30,000 soldiers, of whom around 4,000 were killed.

31 October - 4 November 1916 - The 9th Battle of the Isonzo: Italian airplanes bombed Sežana, Dutovlje, and Miramar Castle near Trieste. Although the Italians almost won the war of attrition and almost entirely destroyed the defences, they failed to make a significant breakthrough and their own losses wore them out so much that they chose to fortify the positions they managed to take, thus allowing the Austro-Hungarian side to recuperate during the winter. Around 8,000 Italian and some 2,500 Austro-Hungarian soldiers died in this battle.

12 May - 5 June 1917 - The 10th Battle of the Isonzo: The next two offensives were by far the bloodiest in the two and a half years of the Isonzo Front. The Italians tried to push through to Trieste and into the Vipava Valley, but their attacks were mostly unsuccessful. Italy lost almost 159,000 soldiers, of whom 36,000 were killed. The defending side lost some 76,000 soldiers, of whom over 7,000 were killed.

17 August - 12 September 1917 - The 11th Battle of the Isonzo: The last Italian-initiated offensive was even bloodier than the previous one. The most bitter fighting took place on the Škabrijel hill north-east of Gorizia, which the Italians won and lost nine times during the course of this battle. Had they managed to hold this strategic position, they would have broken through the defence lines and had an open path into the inland territory of the empire. In their effort, the Italians lost 166,000 soldiers, of whom 40,000 were killed, while Austria-Hungary lost 85,000 soldiers, of whom 10,000 were killed.

24-28 October 1917 - The 12th Battle of the Isonzo: The only offensive launched by Austria-Hungary with the support of its German allies is referred to as the "Miracle of Kobarid", while the Italian name for the town, Caporetto, is still used in Italian as a synonym for a big fiasco. Using poison gas, the joint Austro-Hungarian and German forces broke through the front line at Kobarid, retook all the positions along the Soča and in the days that followed, pushed the Italians all the way to the Piave river, some 30 kilometres north of Venice. Around 10,000 soldiers were killed on the side of the Central Powers and between 10,000 and 13,000 on the Italian side. As many as 265,000 Italians were captured. The Isonzo Front was over after 885 days.

3 November 1918: The Austro-Hungarian high command signed an armistice with Italy, and on 5 November the Italians marched into the city of Trieste.


Ver el vídeo: Alessandro Barbero - Dibattito sulle razze


Comentarios:

  1. Meztisho

    Sí, a mí también me lo pareció.

  2. Stearn

    Creo que este es un tema muy interesante. Ofrezca a todos participar activamente en la discusión.

  3. Radite

    Es obvio, no te equivocas

  4. Davy

    Gracias, fue muy agradable leer y sacar ciertas conclusiones para mí.

  5. Barnard

    Entiendo esta pregunta. Nosotros lo consideraremos.



Escribe un mensaje